5-técnicas-combatir-estrés-laboral-bemotion-inbound-marketing

5 técnicas para combatir el estrés laboral antes que se convierta en un problema

¿Quién no ha sufrido alguna vez estrés en el trabajo? Los timings apretados, las reuniones o el ajetreo del día a día hacen que nuestros niveles de estrés aumenten en períodos de mayor actividad.

¿Quién no ha sufrido alguna vez estrés en el trabajo? Los timings apretados, las reuniones o el ajetreo del día a día hacen que nuestros niveles de estrés aumenten en períodos de mayor actividad. Por ese motivo, es importante saber controlarlos antes de que se conviertan en un problema. En este post os daremos algunos consejos para saber afrontar los momentos de estrés laboral.

Es evidente que cuando estamos estresados no estamos al 100% de nuestras capacidades y no funcionamos de manera óptima. La explicación a este hecho es científica: ante una situación de estrés, nuestro cerebro libera una pequeña cantidad de cortisol. Esta hormona incrementa nuestras pulsaciones, inhibe nuestra capacidad racional y el pensamiento lógico. Así pues, la capacidad de trabajar se puede ver afectada y no nos permite desarrollar las tareas correctamente.

No obstante, el estrés controlado no es malo del todo. El cortisol en cierta dosis nos motiva, nos mantiene alerta y puede ayudarnos a trabajar más concentrados. Así, la clave reside en cómo afrontamos y gestionamos los niveles de estrés. Según ha sido comprobado, si adoptas una actitud positiva delante de estas situaciones estarás más capacitado a responder de manera correcta que si lo percibes de manera negativa.

Consejos para mantener la calma

A continuación, vamos a daros 5 técnicas para mantener la calma cuando el estrés se convierta en un problema:

  1. Planificar por adelantado. Una de las primeras cosas que perdemos durante los episodios de estrés es el pensamiento lógico racional. Por ese motivo, tener un protocolo de actuación para ciertos momentos puede ser muy útil. Por ejemplo: “cuando pase una situación X haré Y”. Así, en el momento de estrés solo tienes que centrarte en aplicar el protocolo.
  2. Centrarte en la respiración. Puede parecer una técnica bastante obvia, pero practicar una respiración controlada en momentos de ansiedad te ayuda a bajar los niveles de estrés y recuperar el ritmo cardíaco.
  3. Practicar ejercicio. Despejar la mente en momentos complicados puede ser muy útil. Además, la actividad física estimula la producción de endorfina por lo que con unos 40 minutos de ejercicios tu humor cambiará drásticamente y a la vuelta podrás afrontar el trabajo de una manera mucho más positiva.
  4. Centrarte en lo positivo. Pensar qué está yendo bien en el trabajo en lugar de fijarse en lo que está saliendo mal te ayudará a centrar tus esfuerzos en encontrar una solución. Hacer una lista con todas las cosas buenas centrará tu atención en ellas en lugar de hacerlo en pensamientos negativos.
  5. Establecer limites. Muchas veces no sabemos separar nuestra vida laboral de la profesional, lo que nos induce a una situación de estrés constante por estar pensando en el trabajo las 24 horas del día. Acciones como no revisar el correo del trabajo desde casa o no contestar llamadas telefónicas al salir de la oficina pueden ayudar a conciliar la situación.

A partir de ahora, con estos consejos que hemos visto, podrás afrontar los momentos de mayor estrés y salir aireado de ellos.

 

¿Qué te ha parecido? ¡Déjanos tus comentarios!

SUSCRÍBETE AL BLOG